6 de octubre de 2007

Pasar unos días en Croacia (La costa dálmata)

Hemos pasado una semana en Croacia a finales de setiembre y hemos pensado en hacer una entrada que pueda servir para los futuros visitantes de este recomendable país. Cogimos un avión con la compañía Clickair desde Barcelona directos a Dubrovnik, este tipo de vuelos solo existen, por lo menos en el 2007, de junio a setiembre... y el resto del año hay que hacer escala.

Puesto que el segundo día alquilábamos un coche en el mismo aeropuerto, en lugar de ir a Dubrovnik a pasar la primera tarde-noche, fuimos a Cavtat, un pueblo pescador a 4 o 5km, en lugar de los 20 a los que está Dubrovnik. El pueblo nos encantó, es muy pequeño y no hay mucho que ver pero las vistas y el ambiente de tranquilidad que se respira valen la pena. Además, tuvimos la suerte de coincidir con el llamado Epidaurus Festival (Epidaurus es el nombre antiguo de Cavtat), y pudimos ver las famosas clapas, coros de voces masculinas, sentados en la terraza del Bar Amor, el bareto que cierra más tarde de Cavtat (en el puerto). Es recomendable un paseo alrededor de la costa, hay unas buenas vistas. Hay otro bar en una zona más apartada enfrente del mar, a unos 10 minutos andando desde el puerto, no os lo podéis perder, lo ideal es ver el atardecer, ponen música rollo chill-out y no hay aglomeraciones(veréis fotos más abajo)... Viche es el que lleva el bar cuando no está su hermana, es un tío de puta madre (dadle saludos de Marc y Anna de Barcelona si lo véis). La noche de Cavtat la reservamos de antemano, escogimos el Hotel Castelleto, donde nos trataron muy bien, las habitaciones no están mal pero quizás es un poco caro por lo que es... lo mejor es que te viene a buscar Dean (que lleva el hotel con su mujer) con la furgo y más cómodo no puede resultar. Ah, en septiembre por la noche refresca... lo ideal es ir de corto de día y largo de noche. Si tenéis prismáticos os irán de lujo para ver las islas desde la costa.

CAVTAT







Como veréis, en el aeropuerto hay muchas compañías que alquilan coches, toda la flota es totalmente nueva y te puedes sacar un Fiesta por unos 40€ al día. Teníamos el coche ya reservado para 3 días con posibilidad de dejarlo en Dubrovnik a la vuelta (que no todas las compañías lo permiten), y si va a ser vuestro destino final es la mejor opción.
En el sur de Croacia no hay autopista, según nos comentaba Dean es algo que los políticos prometen cada año pero aún hoy empieza en Split y va hacia el norte. Hay pues una carretera tipo nacional en buen estado y de un carril por sentido. Las vistas son increíbles y vale la pena parar en cualquier punto para echar unas fotos. Nosotros decidimos subir hasta Trogir, pasado Split, para luego ir descendiendo con la calma hasta Dubrovnik.

La conducción por esta carretera es lenta, hay que vigilar con los desprendimientos (sobretodo cuando llueve), nos encontramos varios pedruscos en medio de la calzada. Además te vas encontrando con camiones y buses que van a 60 km/h por lo que es mejor tomárselo con la calma que ir adelantando sin parar... hablando de adelantamientos, los veréis por línea contínua y discontínua, es algo que a los croatas no les importa demasiado. Hay bastantes cochazos que van en modo racing por esa carretera.

De camino a Trogir hicimos una parada en Ston, famosa por su muralla de unos 5km de longitud y sus ostras, cultivadas en Mali Ston (el pueblo colindante). Hicimos una parada para comer e incluso a mí, que no soy precisamente un amante de todo aquello provinente del mar, me chupaba los dedos, ¡buenísimo!

STON



Con la panza llena y una buena sonrisa seguimos el viaje hasta Trogir, calculamos que sin paradas se tardan unas 4 o 5 horas en llegar. Al llegar a Trogir aparcamos el coche en la isla de Ciovo, conectada por un puente con tierra firme... bueno en realidad como hicieron un canal se podría decir que hay dos islas, Ciovo sería la auténtica y el Centro de Trogir la artificial, separado de tierra firme por el canal que os comentaba. Es recomendable ir a dormir a las famosas Sobes, habitaciones o apartamentos particulares, que no se os haga tarde para ello, a las 22h, hora en la que buscábamos techo, lo veíamos todo cerrado. Finalmente tuvimos la suerte de encontrar una casa donde la família vivía a bajo y alquilaban un par de habitaciones arriba, con su cocina y baño para la planta, salió barato. Por cierto, sale mejor a veces pagar directamente en Kunas, el redondeo que te hacen con el euro en estos sitios es totalmente al alza. Un truco tarraconense para las Kunas que nos fue muy bien es quitar un 0 y sumarle la mitad, 200kunas son 20€+ la mitad, 10€, total 30€, fácil. Vale la pena dar un paseo por todo el centro ya que está muy bien cuidado.

TROGIR







Después de Trogir bajamos a Split, veréis en cualquier guía que lo básico lo tenéis dentro del palacio de Diocleciano, en el punto de información os darán un mapa con la ruta que podéis hacer para ver todo lo importante. Cuidado al aparcar, fue realmente difícil encontrar sitio y si te descuidas te apartas bastante del casco antiguo. Split fue la primera ciudad grande que vimos y la que más turistas acaparaba. Aquí nos entró un hombre mayor preguntándonos si buscábamos habitación, te ven la cara de guiri a la legua, al aceptar lo seguimos hasta su casa hablando el idioma internacional de los nombres de ciudades y jugadores de futbol: oh Barcelona! Ronaldinho!! con sus risas intercaladas... Al llegar a su casa conocimos a su mujer y en un alemán muy básico nos explicó cuatro cosas y aceptamos su precio. La casa muy correcta y la familia muy maja. Digo esto para que sepáis un poco como va el rollete habitaciones, pues así es como lo haríamos cada día si volvemos, nada de reservas, solo Sobes.

SPLIT







Después de Split bajamos tranquilamente haciendo varias paradas, un par de ellas fueron Omis y Makarshka, pero cualquier punto de la carretera es bueno... un detalle que me viene a la cabeza, ojo con las zonas azules, muchas veces no te das cuenta estás en una, no están pintadas de ningún color particular, nos llevamos una multa de recuerdo.





Finalmente llegamos a Dubrovnik, el destino por excelencia, y como en Split, nos costó aparcar. Os recomiendo ver muralla antes de dejar el coche porque la ciudad es extensa y depende de donde lo dejáis estaréis muy apartados del centro. Nosotros teníamos habitación dentro de la muralla, que se agradece si te estás unos días, nos quedamos concretamente en uno de los cuatro apartamentos de Karmendu, echadle una ojeada.
La fiesta en Dubrovnik da que desear, la zona con más marchilla está a tope de gente... y son más pubs que otra cosa y es difícil notar si han echado alcohol en la copa! he pedido un cacique o una maldita coke? El mejor sitio sin lugar a dudas, el Trouvadour, musiquilla al aire libre con un piano, un saxo, un bajo y un simpático calvete haciendo el show. Este garito está a tiro de piedra de Karmendu.

DUBROVNIK













Si únicamente vais a pasar unos días en Dubrovnik con un par de días se puede ver. Es básico dar una vuelta por encima de la muralla, si váis con la calma y tomando fotos tardaréis 3 o 4 horas fácilmente... Tienes la opción de coger el cacharro que te va explicando punto por punto lo que vas viendo, pero recomendamos que no lo cojáis, se enrolla demasiado y la mitad de las veces no sabes ni de qué te está hablando, es mejor con la guía.
Por norma general la gente en Croacia es muy maja, son abiertos, buena gente y te ayudarán con cualquier cosa que necesites. Debo reconocer que vimos la Croacia más turística, la costa... si os adentráis por pueblos del interior podréis apreciar que su reconstrucción ha sido parcial. En cambio, me llevé la impresión de que las huellas de la guerra, por lo menos donde estuvimos, han cicatrizado muy bien.
Croacia no es un país turístico desde hace poco, justo antes de la guerra tenía casi el mismo número de visitantes que tiene ahora. Los precios son equiparables a los de España. Comer y cenar fuera cada día, si váis más de cinco días puede resultar carete, recomendamos en esos casos hacer noche en un apartamento con cocina. En los supermercados encontraréis de todo, pero no compréis jamón serrano a lo loco! Si cogéis carretera haced un stop en alguna paradita, he puesto una foto más arriba, venden licores típicos del país. Nosotros compramos uno de color naranja que es de mandarina y pera, está muy bueno. La comida es bastante italiana, tienen mucha influencia de este país, encontraréis muchos turistas y por ello restaurantes italianos. También la forma de vestir de los croatas nos recordó a los italianos, muy arreglados todos. Pobreza no vi ninguna, no vi a nadie pidiendo por la calle, no vimos tampoco a nadie con malas pintas por la calle ni de noche y enseguida nos resultó un país seguro. A comentar sobre la moneda... no hace falta que cambiés antes de ir, hay cantidad de sitios que os cambian los euros sin comisión, pero cuidado porque en la mayoría de sitios solo aceptan kunas. En bastantes restaurantes no nos aceptaron tarjeta de crédito así que mejor preguntarlo siempre.

Si queréis ver un video de Planeta Finito sobre Croacia lo encontraréis aquí: Video Croacia

En conclusión, un país muy recomendable. Si planeáis visitarlo y tenéis alguna pregunta o queréis añadir algo no dudéis en hacer un comentario.

Ya tenemos nuevo objetivo: Bruselas para noviembre! :)

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Muchas gracias! Planeamos hacer este viaje en breve y nos ha sido de mucha ayuda e interés tus recomendaciones!
Un abrazo!

Anónimo dijo...

GRACIAS MUCHISIMAS ESTE ARTICULO ES MUY MUY PRECIOSO....QUE REGRESAN PRONTO EN NUESTRA CIUDAD!!! :)

EPIDAURUS FESTIVAL, CAVTAT, CROACIA
www.epidaurusfestival.com

Directora Artistica de Festival Epidaurus

Susana dijo...

Hola, vamos a ir a Croacia en mayo, principalmente porque tenemos una boda, el sitio son unas islitas preciosas que ahora mismo no recuerdo el nombre, mi duda es como debo ir vestida a este evento, nose si alli en las bodas se arreglan mucho y el tipo de ropa a usar. Muchas gracias. Susana

ShareThis